Reseña: Circe

con No hay comentarios
Portada de la novela "Circe"
Portada de la novela «Circe»

Ficha técnica:

Título: Circe

Autor: Madeline Miller

Género: Aventura, Mitos y leyendas

Fecha de publicación: 2019

Sinopsis

Una heroína. Una hechicera. Una mujer que encuentra su poder.

En el palacio de Helios, dios del sol y el más poderoso de los titanes, nace una niña. Pero Circe es una niña rara: carece de los poderes de su padre y de la agresiva capacidad de seducción de su madre. Cuando acude al mundo de los mortales en busca de
compañía, descubre que sí posee un poder, el poder de la brujería, con el que puede transformar a sus rivales en monstruos y amenazar a los mismísimos dioses.

Temeroso, Zeus la destierra a una isla desierta, donde Circe perfecciona sus oscuras artes, doma bestias salvajes y se va topando con numerosas figuras célebres de la mitología griega: desde el Minotauro a Dédalo y su desventurado hijo Ícaro, la
asesina Medea y, por supuesto, el astuto Odiseo.

Pero también la acecha el peligro, y Circe concita, sin saberlo, la ira tanto de los humanos como de los dioses, por lo que acaba teniendo que enfrentarse con uno de los olímpicos más imponentes y vengativos. Para proteger aquello
que ama, Circe deberá hacer acopio de todas sus fuerzas y decidir, de una vez por todas, si pertenece al mundo en el que ha nacido o al mundo mortal que ha llegado a amar.

Opinión personal

Circe es una novela de aventuras (podría decirse), narrada desde el punto de vista de su protagonista, de homónimo nombre. Desde su punto de vista viajamos a lugares y tiempos de leyenda, de los que solo nos han llegado testimonios tan curtidos y áridos que se pierde toda humanidad en ellos. Con Circe paseamos por las islas del Egeo, conocemos a dioses y héroes y vemos que algunos de ellos son unos auténticos imbéciles. Un viaje de los que no se olvidan.

Cualquier cosa que tenga que ver con las antiguas civilizaciones del mundo me gusta, demasiado quizá, así que la promesa de poder vivir todo esto de la mano de Circe es suficiente para que, independientemente de todo lo que pase entre sus páginas, la novela valga la pena. Lo más destacable de la historia, a mi punto de vista, es el carácter onírico de toda la narración y lo etéreo de las descripciones, dando un amplio margen al lector para que de rienda suelta a su imaginación y visualice como buenamente pueda todo lo que se cuenta. No hay que olvidar que Circe es una diosa, así que cuando menciona los palacios de debajo del mar, los viajes entre las islas y el uso de los poderes lo hace acostumbrada a la normalidad de todo aquello. De aquí surgen varias preguntas: ¿Nada o camina en los palacios submarinos? ¿Cómo viaja entre las islas si no menciona barco alguno? He leído reseñas de algunos lectores descontentos con este tema, puesto que desean respuestas concisas. Sin embargo, yo lo considero uno de los puntos fuertes. Leer Circe a menudo me recordaba a la narración de uno de esos sueños extraños en los que todo cobra sentido cuando estás dentro, pero afuera todo parece desmoronarse. Algo que me ha gustado experimentar dentro de una novela.

Respecto a la historia, he de decir que no es de las que enganchen. No tiene una continuidad que te mantenga en vilo, sino que es más bien ir viendo lo que pasa con la vida de Circe durante sus cientos o miles de años de existencia (ojo, no digo que no sea interesante). Está contado todo a modo de autobiografía y, como a cualquier a de nosotros, le pasa que tiene algún siglo tonto en el que hay poca cosa que contar. Por suerte, se suceden múltiples encuentros con dioses o héroes que quizá nos suenen (Jasón, Dédalo, Odiseo), a los que tendremos la oportunidad de conocer más a fondo. Como he dicho al principio, es extraño y gratificante hacer ese proceso de desmitificación y ver la persona que hay detrás del héroe. Y más aún conocer el auténtico carácter de Circe: una mujer con sus inseguridades pero fuerte, que no duda en desafiar lo establecido pese a que ello le reporte malas consecuencias. Nada que ver con los mitos que estamos acostumbrados a leer.

En definitiva, Circe puede resultar una novela ideal para frikis de la antigüedad y la mitología, o para todos aquellos que le gusten los toques oníricos en las narraciones (puede recordar quizá a García Márquez). Yo, por mi parte, salgo satisfecho de esta aventura y con ganas de explorar más libros de la autora.

Deja un comentario